Especial F.de N.: Los Campeones del 2010

Salvando las distancias, la técnica y el nivel del deporte en diferentes regiones del globo terraqueo, hubo siete naciones que supieron hacer bien el trabajo y el desarrollo de su seleccionado para poder conseguir el título que disputaban. A continuación, analizaremos brevemente el desarrollo de los conjuntos que lograron llegar a la gloria en el 2010.


Suriname: El seleccionado de fútbol de la anteriormente conocida como Guyana Holandesa, se consagró campeón de la ABCS Cup en el mes de Noviembre. Dicha Copa se organizó tras la disolución de las Antillas Holandesas, la cual originó el nacimiento de dos naciones importantes en la región: Curaçao y Bonaire. El certámen fue dispuatdo en la ciudad de Brievengat, Curaçao dónde, además del local y el campeón, estuvieron Aruba y Bonaire. Suriname solamente disputó dos partidos: vencó a Bonaire por 4 a 2 y tras dos días de descanzó venció al local por penales tras igualar en dos en el tiempo reglamentario.

Malasia: El seleccionado malayo entró en la historia de Asia. En un Torneo donde tuvo un comienzo poco prometedor, logró afianzarce en la fase final del mismo. Golpeando en los momentos justos y con su goleador bien despierto, supo sortear las dos últimas series nada menos que contra dos de las potencias de la Federación, con el agregado de que ambos eran los anfitriones del certámen. Festejó en casa la mitad de la Copa pero dió al vuelta en terreno ajeno, desvarató los planes de muchos candidatos y se tomó revancha de la final perdida en aquel primer Torneo y de Indonesia, quien en el grupo supo golear al campeón. Leal a su juego y a sistema, arrancó el Grupo A cayendo contra el podería indonés por 5 a 1 poniendose en duda lo que Malasia podía ofrecer. De allí, empezó a mejorar su futuro y si bien el empate en cecro frente a Tailandia no ilusionaba a ninguno, la goleada a Laos en la última fecha por 5 a 1 puso en semis al seleccionado. Enfrente, Vietnam. Local, poderoso y goleador se tuvo que rendir a pies malayos: 2-0 en el partido de ida y empate en tierras lejanas pusieron al equipo en la final frente al equipo que en la bienvenida, lo apabuyo.  Primer partido en Kuala Lumpur los favoreció plenamente: 3 a 0, baile y gran festejo por un resultado histórico. Y eso no sería todo. Días después, ante casi cien mil hinchas de Indonesia, tras el 1-2 a favor del equipo local se daba el gran lujo de tomarse revancha del primer partido y además, de dar por primera vez en su historia, la vuelta olímpica.


Jamaica: Lejos de su versión que supo clasificar por primera vez a un Mundial en el 98 y bastante lejos también del equipo que se consagró campeón del caribe en la edición anterior, a los jamaiquinos les bastó con un poco de su historia y mostrar su chapa de candidato. Frente a seleccionados muy débiles, el ahora bicampeón tuvo que sufrir en los partidos finales para consagrarse nuevamente en el Caribe. Sorteando rivales como Antigua & Barbuda (3-1), Guadalupe (2-0) y Guyana (4-0) en el Grupo 2, esperaba a su rival más directo en lo futbolístico: Trinidad y Tobago. Pero los trinitenses dejaron una opaca imágen al quedar fuera en el grupo sin lograr una victoria y ese mismo reflejo, se vió en Jamaica. Un poco de relajación, de credibilidad, de saber que a priori eran los más fuertes, debilitaron su accionar y sus rivales casi lo aprovechan. En semis un ajustado 2 a 1 frente a Grenada le dió el pasaje a una final con olor a revancha. Volvía a verse la cara frente a Guadalupe, como en el Grupo 2. Tras igualar en el tiempo reglamentario en una anotación, el Rey del Caribe despachó a su par en tiros desde los doce pasos por 5 a 4 para conseguir su segudno título en forma consecutiva y clasificarse, al igual que los 4 semifinalistas a la Copa de Oro frente a USA, México y Canadá entre otros.


Tanzania: Tal como su par Malasia en el continente asiático, el organizador del Senior Challengue Cup rompió la lógica. El seleccionado africano alcanzó un importante logro en su historia que lo pone también como gran potencia futura del continente. En un certamen lleno de jugadores del ámbito local con la intención de darlos rose internacional, el comienzo del país anfitrión no habia sido el mejor. Pero la derrota frente a Zambia por la mínima fue el puntapié inicial para una gran campaña en la cual pudo darse algunos lujos. En el segundo encuentro del Grupo A encontró el camino al éxito: supo como acomodarse en el campo, en tomar el ritmo del partido y golpear en los momentos justos. Así el 3-0 a Somalia (el rival más débil) y la victoria por dos goles frente a Burundi lo pusieron en los cuartos de final donde enfrente se pararía Rwanda, equipo que había dado la sorpresa en el primer encuentro al ganarle a Costa de Marfil. Tras la victoria por la mínima en los cuartos de final le tocó jugar frente al máximo ganador en la historia de la Copa: Uganda.  Partido para definir pasaje a la final y además para ver, en ojos de toda la prensa africana, si el camino que Tanzania iba escribiendo era pura suerte o éxito merecido. En un partido donde supo aguantar la embestida rival y luego controlar con su resto fisico logró igualar en cero y vencer desde los doce pasos a Uganda. En el partido final enfrento a Costa de Marfil, obviamente, sin sus figuras del exterior. Los finalistas llegaban de manera muy parecida: habían caído en sus presentaciones y de allí fueron todas victorias. Pero claro, la diferencia enrte uno y otro era notoria, aunque, como dijimos anteriormente, muy pocas veces se ve reflejado en el marcador. Tanzania, ganándo por la mínima , alcanzó el título que se le venía esquivando tras 16 años y se pone ahora ,en uno de los motes de los equipos importantes del continente.



España: La “furia roja” pudo cumplir con su anhelo mas grande, salir campeón del mundo, algo que se le había negado históricamente.
Karma, maldición, infortunio, inoperancia, son algunas de las calificaciones que podía adjuntarse a cualquier resumen de la Selección Española en un mundial; una Selección que, a pesar de ni siquiera haber llegado a semifinal en sus 12 mundiales disputados hasta el momento, tenia de privilegio, merecido o no, de ser catalogado como Selección grande.
Sudáfrica 2010 habría una nueva esperanza en el mundo del fútbol español, que, no solo crecía día a día con el correr de la Eliminatoria, en la cual no tuvo ni un inconveniente, 10 partidos jugados - 10 partidos ganados, sino también con un equipo consolidado con un patrón de juego interesante, que, como se dice en la jerga del fútbol, lograba “jugar lindo”. Estos condimentos los metió rápidamente, en la previa, en el lote de favoritos al título, ganándole al consenso casi general de la frase “España nunca va a ganar un Mundial”.
Como cabeza de serie le tocó liderar el Grupo H, acompañado por Suiza, Chile y Honduras, grupo que estaba muy lejos de ser “el de la muerte”, pero que marcaba alguna incertidumbre sobre el andar de los suizos y de los chilenos, de muy buena labor de Eliminatoria. El 16 de Junio fue la fecha de inicio de una historia que terminó perfecta pero que empezó torcida, porque ese día Suiza golpeaba a España, los de Del Bosque caían derrotados por 1 a 0 y todos los fantasmas volvían a sobrevolar al equipo ibérico. Pero “la furia” mantenía intacta su fe, porque si bien habían caído, la supremacía en el juego había sido abrumadora sobre su rival; misma diferencia futbolística que sacaron en el segundo cotejo, esta vez ante Honduras, y el triunfo por 2 a 0 fue el comienzo del camino al título; luego fue el turno Chile, victoria que también significó ganar el grupo. De ahí en más, España fue consolidando su campeonato con cautela, haciendo valer su mote de candidato, pero priorizando no dar ningún paso en falso, por eso se repitió desde Octavos a la final el 1 a 0 como resultado, pasaron Portugal, Paraguay, Alemania y el consagratorio partido ante Holanda.
Con la exitosa base de jugadores del Barcelona multicampeón, mas algunos puntos altos como Casillas en el arco y Villa como goleador, España pudo sostener sobre su espalda la presión de ser candidato y romper el eterno maleficio. (**)



Kuwait: El emperador del Golfo volvió a festejar. Tras doce años de sequía, volvió a levantar la Gulf Cup (Copa del Golfo) frente a una de las potencias de la región. Cómo máximo ganador en la historia de la Copa, siempre se le dá como candidato, pero en esta ocación, habían más equipos que podían prenderse en la lucha por conseguir el palmaré: Qatar, Iraq y Arabia Saudita se habían preparado de manera eficiente en busca también, de ponerse a punto para la Copa de Asia a jugarse el año entrante. En esta edición, el campeón se dió el placer de desbarricar a quienes todos consideraban amenzasas para él, pero con resultados muy apretados. Aunque tienen el lujo de se campeones invictos. Empezó en el Grupo A ganándole a uno de sus rivales directos: Qatar. Tras el 1 a 0 en su favor, llegó el turno de Arabia en la segunda jornada donde consiguió un empate a cero en un encuentro muy duro y trabado, para luego terminar con un claro 3-0 sobre Yemen, el rival más debil del Grupo. Pasaje directo a semis frente a otro candidato: Iraq. Tras igualar en dos goles, en la primera ronda de los lanzamientos de penales, sacó la ventaja mínima para pasar a la final frente a la única nación que no pude vencer en la primera fase. Partido dinámico, de ida y vuelta y con mucho que perder por ambos lados. Le costó más de lo que pensó pero claro, éste era su año triunfal y a los tres minutos del tiempo extra, supo como hacer la diferencia para llevarse una vez el título a casa.




Niger: El conjunto Africano rompió el maleficio que llevaba consigo al ganar por primera vez el UEMOA Tournament. Torneo que se disputa desde el año 2007 bajo la Unión Económica y Monetaria del Oesta de África con motivo de darles a los jugadores que militan en el fútbol local y algunso juveniles, tuvo como ganador a un equipo que de 4 torneos ha logrado tres finales y recién este aoñ, pudo festejar. En un Torneo de sistema básico donde dos grupos de cuatro selecciones se disputaban el primer puesto para lograr la final. Niger fue el más regular y el que cuido más su arco ofreciendo mucha resistencia y logrando resultados de contragolpe.  Tras sortear en la fase inicial a Burjina Faso, Guinea-Bissau y Togo, se dió paso para jugar el partido definitorio frente a Benin en el cual logró un resultado ajustado, venciendo por la mínima diferencia.

(**) Agradecimiento al colega y amigo Julio Carvajal por el informe realizado para Fútbol de Naciones .


Fútbol de Naciones


No hay comentarios.:

Publicar un comentario