Copa América - Argentina 2011: Se fue la Primera

Se terminó de jugar la Primera Ronda de la Copa América y en Fútbol de Naciones te mostramos lo que dejó, lo que se fue y como empieza la verdadera Copa en los Cuartos de Final. 


La Primera Fase de la Copa América se fue y dejó algunas cosas para analizar. En primera medida, la cantidad de partidos terminados en pardas y los pocos goles convertidos, más allá de los partidos entre Venezuela y Paraguay o Ecuador vs Brasil. De los 18 partidos jugados, casi la mitad terminaron igualados, mientras que se efectuaron 10 victorias, la mayoría por la mínima diferencia. Se convirtieron 37 goles, dejando un promedio de 2 goles por partidos, uno de los más bajos de la historia del certamen. 

Otro punto a mencionar es el pobre nivel futbolístico mostrado hasta el momento, dónde se puede destacar en el buen trato del balón al conjunto dirigido por Claudio Borghi, Chile. Por momentos, Brasil, Argentina y Colombia mostraron un buen aporte en la técnica pero no pudieron mantenerlo. En contra parte, lo que se destacó fue el orden defensivo y táctico de muchas Selecciones que son consideradas de nivel bajo en Sudamérica, como por ejemplo Perú, Venezuela, Bolivia y Costa Rica. De éstos mencionados, Perú y Venezuela han demostrado un orden defensivo casi perfecto, siendo punzantes en las contras y fueron compactos en la mayoría de los minutos jugados. Tanto Bolivia como Costa Rica, dos de los 4 que se fueron en la Copa, tuvieron momentos: Bolivia le sacó el empate inaugural al seleccionado argentino y hasta pudo ganarlo; después de la derrota ante Costa Rica, se vino a pique. Y los Ticos, el seleccionado juvenil demostraron ser duros en defensa en el primer partido ante Colombia, vencieron de gran manera a Bolivia y terminaron siendo goleados por Argentina en el partido que le dio el último empujón hacia afuera. 

Tras ésta Primera Fase, cuatro fueron los equipos que se fueron. Por el Grupo A, Bolivia y Costa Rica fueron los que dijeron adiós. El primero, había comenzado de un manera sorpresiva tras igualarle a la Argentina en uno en el partido inicial de la Copa. En la igualdad le mostró al resto de los equipos que tomaron parte del Grupo las falencias defensivas y las pocas ideas a nivel conjunto que tiene el seleccionado local, y hasta en ése partido, pudo ganarlo pero la falta de definición lo llevó a no poder convertir el gol. Luego se enfrentó a un Costa Rica que le ganó muy bien y merecidamente: se enfrentó a un equipo muy rápido con un Campbell indomable y los nerviosismos fueron más efectivo que los jugadores, ya que contó con expulsiones, muchas amarillas y bajas para el partido que debía jugarse todo frente a Colombia. El último partido que disputó estuvo a la misma altura que frente a los Ticos dejando ver, tal vez, el verdadero Bolivia. Fue de mayor a menor y en cuanto lo apretaron, se descontroló y no pudo aguantarlo. Se despidió con un punto y sólo un gol. 

El otro equipo del mismo Grupo fue Costa Rica. Un equipo alternativo dirigido por el argentino Ricardo La Volpe que si bien se sabía que iba a ser limitado en algunos factores, dejó una imagen mucho más sorpresiva de la que se esperaba. Si bien perdió en su presentación contra Colombia, el hombre de menos lo sintió y gracias a la velocidad de sus jugadores pudieron llevar peligro. A Bolivia le ganó muy bien, jugando por abajo, aprovechando la velocidad y a la revelación del equipo: Campbell. El último partido fue frente a la Argentina, dónde lo sufrió los 94 minutos que duró, sin poder tener remates francos. En líneas generales, hizo un papel digno en base a sus falencias de equipo joven y de cara al futuro, se lo ve bien preparado. 

En el Grupo B se despidió Ecuador. Un equipo irregular que le costó mucho definir las jugadas y no hizo pesar su historia. Con algunos jugadores interesantes terminó haciendo agua en el Grupo dónde consiguió un sólo empate ante Paraguay en cero; luego perdió con Venezuela por la mínima diferencia aunque tendría que haber sido por más y terminó siendo goleado por Brasil en un partido que por momentos, lo equiparó, pero se terminó desinflando con el correr de los minutos. Una de las actuaciones más flojas de Ecuador en los últimos años. 

Por último, México. Otro equipo invitado y alternativo ya que hace menos de un mes, se había jugado la Copa de Oro de la CONCACAF la cual consegró al equipo Azteca. Con algunos jugadores normalmente titulares y la figura de Giovanni Dos Santos se enmarcaron a la Copa América para ver que pasaba. Y arrancó de una gran manera frente a Chile, pero la Roja lo doblegó con un gran juego colectivo y los chicos no pudieron hacer nada. Pasó luego el turno de Perú que también lo complicó y fue superior y lo mismo pasó con Uruguay. Perdió los tres partidos por diferencia de un gol y tuvo en Giovanni  Dos Santos su máxima figura y carta de ataque, aunque jugó sólo y no pudo llevar a México a la próxima ronda.

Por último, los grandes de Sudamérica parecen no poder. Salvo Colombia con su historia y Chile que mostró ser el mejor con la pelota al pie, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay tuvieron actuaciones a lo mucho, buenas. 
La Argentina a pesar de la goleada sigue en déficit con su gente. No le encuentra solución al problema defensivo y su juego colectivo es casi nulo. Muy pocas ideas en el armado de juego con un Messi desconocido, sin socio y sin un patrón de fútbol. Brasil es otro de lo que no muestra señas de recuperación. Si bien el Scratch tiene su juego asociado y coqueto, no lástima y cualquier equipo se le planta de igual a igual. Igualdad en cero con Venezuela en un partido donde tuvo escasez de ideas y problemas defensivos; un 2 a 2 con Paraguay empatándolo sobre el final y sin ser más que su rival y por último la goleada frente a Ecuador haciendo valer, por primera vez, su poderío ofensivo y su juego colectivo. Los paraguayos terminaron la fase con 3 partidos empatados donde, sacando el inicial con Ecuador, tuvo ante Brasil y Venezuela la victoria a falta de un minuto y terminó perdiendo dos puntos en cada partido. No logra cerrarlos y los termina sufriendo. Algo parecido sucede con el mejor equipo actual de Sudamérica: Uruguay. Encontró el pasaje en el último partido ante México, pero empezó con dudas ante Perú pero se afirmó frente a Chile en un verdadero partidazo. 

Ahora, los cuartos de final tienen choques muy interesantes. Colombia enfrentará a Perú en un partido que supone una clara victoria cafetera teniendo en cuenta las actuaciones de ambos. La Argentina deberá igualarse en el clásico ante Uruguay en un partido muy complicado, dónde uno pondrá el fútbol y el otro la garra; Brasil jugará el segundo partido en la Copa frente a Paraguay y sabe que partido le espera, ya que el anterior sufrió mucho, fue superado por la albirroja y arañó un punto en la última jugada del partido. Por último, la Cenicienta, Venezuela, tiene un partido por demás complicado ante una de las mejores selecciones que tiene la Copa: Chile. La Roja saldrá a comerse al rival en San Juan pero si Venezuela mantiene el mismo orden que los partidos que disputó, será un duro escollo para Claudio Borghi y Cia.

A partir de ahora, comienza la verdadera Copa América, donde cada uno deberá demostrar de que están hechos y para que están.


Leonardo Sierro
Fútbol de Naciones
futboldenaciones@hotmail.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario