Copa FIFA - Brasil 2014: Con autoridad

En un intenso partido, digno de un duelo directo por Copa del Mundo, el local se metió en las semifinales. Derrotó en el duelo sudamericano a Colombia, por 2 a 1. El árbitro español Carlos Carballo dejó pegar demás y Neymar se perderá lo que queda del torneo.


Era uno de esos partidos esperados por todos. Un choque espectacular entre una potencia y además local, junto con una de las sensaciones de Sudamérica. Y el Estadio Castelao se vistió de amarillo y rojo para vivir una verdadera fiesta. Con la presión en Brasil, el conjunto de Pekerman esperaba poder realizar su gran juego ofensivo, pero el local tenía otros planes en mente. El equipo de Scolari lastimó en su mejor momento y le tiró todo el carro a su rival, que no se sintió cómodo hasta que la verdeamarelha bajó la marcha y le cedió el terreno.

El partido comenzó y Brasil salió con todas sus ganas a llevarse a Colombia por arriba. Le tiró todo el carro y a los siete minutos, Thiago Silva abría el partido tras un centro de David Luiz. El estadio estalló en un desahogo y el equipo se le agigantó a su rival que tuvo sólo un remate de peligro en los pies de Cuadrado. Brasil apretó en las bandas y su única mentalidad en cada jugador era ir hacia adelante. Con todo. Y los cafeteros no lograban hacer pie en la mitad de cancha; James no aparecía, Guarín tampoco y Teo estaba muy sólo sin Jackson Martínez. El local dominó el ritmo de juego y su intensidad, creando pocas situaciones de gol, pero defendiéndose bien con la tenencia de la pelota.

En el complemento se pudo visualizar una Colombia con un poco mas de ganas. Se paró mejor en la cancha e inició varias jugadas que terminaron e insinuaciones. Brasil, en la primera clara que tuvo, aumentó el marcador. Si. David Luiz cobró un tiro libre frontal y la clavó en un ángulo. Antes de los 70 minutos, el 2 a 0 parecía sentenciar el partido. Y James comenzó a aparecer, y le dio un poco mas de aire a su selección. El scratch pareció retrasarse en el campo y así los cafeteros obtuvieron su chance: James dejó mano a mano a Bacca, quien tras ser barrido por Julio César, cayó al área obteniendo un penal. A los ochenta minutos, James ponía el 1-2 y la esperanza aparecía nuevamente. Pero la presión del tiempo y la propia desesperación, hizo de todos sus ataques meras intensiones.

Párrafo aparte se merece la actuación del árbitro. En Fútbol de Naciones nunca se quieren tocar el tema, pero ésta vez en particular fue demasiado. El español Carlos Velasco quiso captar la atención que su seleccionado no pudo, y mas allá de algunos cobros que no existieron, dejó pegar demasiado. Como mínimo, debió haber expulsado a Julio César en el penal y a Zuñiga por la dura falta sobre Neymar, quien tras romperse una vértebra de la columna, se quedará sin Mundial


Leonardo Sierro
Fútbol de Naciones
futboldnaciones@gmail.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario